Parece una locura, pero esta ciudad se pondrá a hurgar en la basura de todos sus habitantes y aquellos que arrojen a la misma más del 10% del contenido en residuos orgánicos, deberá pagar una multa.

desperdicio_comida

El gobierno de Seattle, Washington, aprobó por unanimidad la ley por la cual se aplicara multas a los ciudadanos cuya basura contenga más del 10% de materia orgánica.

Medir la cantidad de restos de alimentos desechados en la basura no es muy práctico, pero de acuerdo con los recolectores de basura de la ciudad serán capacitados para realizar la inspección. El cubo de la basura que contengo una cantidad superior a la antes menciona, sera fichado en un sistema informático y su propietario recibirá el mes siguiente, la penalización que se cargará junto con la tasa normal de la basura que todos los ciudadanos de Seattle ya pagan con regularidad.

La multa no es muy excesiva se trata de un simple dolar, cada vez que la basura traiga un exceso de materia orgánica, y es así de baja por que la nueva medida no esta pensada para aumentar la recaudación del ayuntamiento, sino para animar a la gente a comprar a conciencia y compostar sus residuos.

Edificios de viviendas y locales comerciales también serán monitoreados, pero para ellos es bastante más caro: $ 50 La medida, que tendría que haber entrado a regir en el año 2015, se ha aplazado hasta julio de 2016.

Aunque puede que sea algo invasiva la media, también puede que tenga un terrible impacto, en la forma que compramos y desechamos cosas, la verdad parece una excelente norma que se podría ya aplicar a más sitios.

Ecocosas

NuevaEcología

Comentarios

comentarios