Costa Rica, un país que alberga cerca del 4.5 por ciento de la biodiversidad del planeta, busca que sus paisajes naturales sirvan como fórmula para reducir el estrés laboral de sus turistas y así convertirse en un destino para el turismo de bienestar.

La meditación, la práctica del yoga, los masajes, los tratamientos con aguas termales, consumir productos orgánicos y realizar deporte al aire libre, entre muchos otros, son algunas de las actividades que pueden encontrar los turistas en este país centroamericano, que busca cada vez más diversificar su oferta.

Según la Organización Mundial de la Salud, el estrés laboral es considerado como una epidemia global y una de las enfermedades crónicas con mayor costo de atención médica, por lo cual Costa Rica busca diferenciarse como un destino de bienestar.

Con su campaña “Wellness Pura Vida” el país centroamericano lanzará próximamente una estrategia que pretende satisfacer las necesidades de un turista más exigente, con una amplia gama de actividades en todo el territorio nacional.

Según indicó el ministro de Turismo, Mauricio Ventura, la iniciativa pretende que se aprovechen los recursos turísticos y ambientales disponibles, el potencial del destino y su posicionamiento en torno a la sostenibilidad, la calidad de la oferta y el profesionalismo del sector.

“Costa Rica ha sido reconocida internacionalmente como un destino de bienestar, pero ha sido de manera informal, hay algunos emprendimientos, pero no algo estructurado como país. Con esto le decimos al mundo que Costa Rica inicia un proceso de preparación de un plan nacional para posicionarse en el mundo como un destino de ‘wellness’ que pretende involucrar a más actores”, expresó Ventura.

 

Noticias Ambientales

Comentarios

comentarios