Consejos para tener un huerto en espiral en casa

Huerto espiralado

Hay muchas razones para tener un huerto en espiral en casa pero si me lo preguntas creo que lo principal es la escasa superficie que necesitamos para armar uno. Si bien también es cierto que un huerto en espiral es muy fácil de hacer lo primordial es que el diseño típico en espiral permite cultivar una serie de especies en una superficie por demás acotada.

Por esto es que cada vez más personas se suman a la tendencia de los huertos en espiral, en especial quienes viven en las ciudades y necesitan aprovechar cada metro cuadrado disponible.

 

Cultivos todo el año

Huerto espiralado

Hace unos días os regalaba las primeras directrices para hacer un huerto en espiral en el hogar pero hay información relevante que no he abordado aún así es que hoy continuamos con ella para así daros una mayor idea acerca de las posibilidades de este tipo de huertos.

Hierbas aromáticas y medicinales son los cultivos ideales para los huertos espiralados pues tienen la ventaja de que no crecen demasiado y así es como se evita la típica invasión que sucede con hortalizas y otro tipo de siembras.

Una de las ventajas es que tanto las aromáticas como las hierbas medicinales pueden cultivarse y cosecharse a lo largo de todo el año por lo que dispondrás de ellas los 365 días para utilizarlas siempre frescas, tanto en la cocina como para la salud.

Combinar las plantas

Huerto en espiral

Una vez que has diseñado y creado tu huerto espiralado utilizando ladrillos o maderas para montar los muros de contención que dan lugar a los diferentes sectores que el diseño espiralado regala, es momento de pensar en la mejor organización de los cultivos.

El punto de partida es saber siempre que la parte de arriba será la zona más calurosa pues recibirá la mayor cantidad de sol. Por eso es que el suelo es seco. La zona central es la parte intermedia, es decir que allí tendremos un suelo equilibrado, ni muy seco ni muy húmedo mientras que en la parte más baja de nuestro huerto en espiral cultivaremos aquéllas hierbas que necesitan de una zona sombría y húmeda para vivir.

¿Mis recomendaciones? En la parte más alta puedes cultivar tomillo, romero, orégano lavanda y Rosemary, reservando la zona baja para hierbas como el perejil, las cebollas o la hierbabuena. En la zona media puedes cultivar cilantro o hisopo.

Ten en cuenta además las combinaciones de las plantas pues si bien muchas hierbas aromáticas y medicinales pueden mezclarse hay algunas que es mejor mantenerlas aisladas. Es el caso de la salvia, que toma los nutrientes de las otras plantas y por eso no es recomendable en un espacio compartido. También hay que pensar que hay aromáticas que son repelentes y por eso son ideales para combinar con otras alejando a plagas y enfermedades.

Lo más frecuente a la hora de elegir cultivos para un huerto en espiral es organizarlos de la siguiente forma para así lograr un buen equilibrio entre las plantas:

1. Zona superior: Tomillo, Oregano, Albahaca, Romero
2. Zona central:Manzanilla, Té de Limón, Estragón, Valeriana, Melisa, Culantro.
3. Zona baja: Hierbabuena, Caléndula, Anís, Ajenjo, Menta, Apio, Acedera, Cebollino, Berros.

Jardineria On

NuevaEcología

Cereales integrales, legumbres y semillas, ¿Malos para tu salud?

Durante años, muchos, estuve consumiendo de forma inadecuada granos, semillas, cereales integrales en general. ¿Por qué? Simplemente porque no contaba con información al respecto. Así como se ha perdido la costumbre de cocinar en casa, se ha perdido también el conocimiento, o quizás la sabiduría que se requería para mantener a la familia bien nutrida. Durante años esos conocimientos estuvieron en manos de las mujeres, que por diversas razones socioeconómicas que no viene al caso discutir ahora, tuvieron que abandonarlos para adquirir otros saberes. Hoy, estamos tratando de recuperar esa sabiduría, esas técnicas, ese arte, para poder aplicarlo hombres y mujeres de acuerdo a capacidades, necesidades y gustos de cada uno, sin importar el género.

seeds photo

Decía que estuve consumiendo mal estos alimentos, porque como tanto vegetariano que hay dando vueltas, cuando dejé las carnes empecé también a incluir cereales integrales, legumbres y semillas. A la soja la pasé de largo prácticamente desde un principio, aunque cundo la consumía tenía la precaución de remojarla. A las otras legumbres las remojaba porque si no no había forma de cocinarlas (bueno, algunas como las lentejas iban directo a la cocción), pero semillas y cereales nunca pasaron por este proceso en mi cocina hasta hace unos meses, en los que me topé con esta información investigando sobre metabolismo y antinutrientes.

Como mi alimentación de los últimos 10 años fue muy variada y he suplementado de forma natural los nutrientes más importantes, no he tenido problemas de ningún tipo, pero desde que remojo todos los cereales he experimentado más energía, aún mejor digestión y ganancia de peso (atención chicas, no se asusten con esto, es un resultado deseable en mi caso que siempre fui delgado, pero el remojo no engorda). 

Santas saponinas, Batman!

Las saponinas son unos antinutrientes presentes en las solanáceas y otras familias de plantas, como la quinua o el mijo; una especie de insecticida natural que tienen para evitar ser comidas por los animales. Te das cuenta de su presencia por la espuma que producen al enjuagarlos. El asunto es que los lavás bien y el agua sale limpia y te quedás tranquilo. O incluso comprás quinua que viene ya “sin saponina” y al enjuagarla el agua sale limpia. Pero si los dejás en remojo 12hs, al enjuagar nuevamente sigue saliendo espuma.

Te preguntarás, ¿qué me va a hacer un poco de espuma en la comida? Bueno, lo cierto es que las saponinas dañan las paredes intestinales, produciendo permeabilidad intestinal, permitiendo que ingresen al torrente sanguíneo elementos nocivos para tu salud e inhibiendo el correcto transporte de sustancias que son necesarias. La estructura química de las saponinas les permite enlazar agua con grasa, y esto hace que puedan adherirse con facilidad a las paredes intestinales, provocando una reacción que aumenta la porosidad y provoca daños a largo plazo. Pero no todo es tan malo, ya que también esta capacidad de enlazar grasas es lo que ayuda a reducir los niveles de colesterol.

Es por esto que es de suma importancia el remojo de estos granos y su enjuague exhaustivo. Algo siempre queda, pero en relación con los nutrientes que te ofrecen, salís ganando. Si algún día comés quinua o mijo sin remojar, no te vas a morir, pero hacer de esto un hábito puede deteriorar tu salud a largo plazo.

No todas las saponinas son iguales, y hacen falta más estudios para arribar a conclusiones sólidas, pero por lo pronto, este estudio demostró que algunas saponinas son más dañinas que otras, y su efecto inmediato de permeabilidad intestinal e inhibición de nutrientes.

Dependiendo de tus necesidades y capacidades, deberías evaluar la cantidad de estos cereales a consumir.

Fititos, fitatos

El ácido fítico es un antioxidante muy potente, pero además es un antinutriente presente en la mayoría de los cereales y legumbres, que también puede ser neutralizado con un remojo prolongado. Una vez en tus intestinos, se convierte en fitatos, que si bien tienen un efecto positivo al enlazarse a metales pesados como el cadmio permitiendo su eliminación, también se enlazan con facilidad a otros minerales como el calcio, el hierro y el magnesio, impidiendo su absorción. Es por esto que muchos vegetarianos padecen de anemia, no porque no consumen suficiente hierro, sino porque consumen demasiado ácido fítico.

Entonces, es malo el ácido fítico? Bueno, depende de tu condición general. Si consumís poco hierro y mucho ácido fítico, no te va hacer bien. Pero si consumís buena cantidad de hierro, y poco ácido fítico, te va a ayudar a eliminar metales pesados que entran en tu cuerpo por la contaminación del aire, del suelo y del agua, aunque se lleve un poco de los minerales buenos que no sería tan grave si tenés una buena ingesta. Al menos eso puede desprenderse de este estudio que ha encontrado resultados sorprendentes incluso en la prevención y tratamiento del cáncer a través de la ingesta de ácido fítico.

Y entonces ¿cómo como?

Lo cierto es que tanto las saponinas como el ácido fítico están presentes en la mayoría de los cereales, legumbres, semillas, granos y frutos secos que consumimos. Son parte estructural de los mismos, pero no están presentes en sus versiones refinadas (arroz blanco, harina blanca), por eso las personas que no siguen una “dieta saludable” podrían, al menos en su juventud, no tener problemas de intestino permeable, anemia, o desórdenes hormonales (lo que les suceda a largo plazo dependerá de muchos otros factores). Pero para vos y para mí, que tratamos de comer de manera consciente, es importante contar con esta información, porque la mayoría de las veces vamos estar comiendo  mijo, quinua, arroz integral, legumbres, semillas y frutos secos.

Es por esto que la “dieta paleo” descarta de sus filas a los cereales y legumbres, pero como te decía en párrafos anteriores, no todo es tan malo en el ácido fítico y la saponina, y si tenés una alimentación equilibrada y te encargás de reducir los niveles de estos dos antinutrientes, no creo necesario eliminar estos grandes grupos de alimentos de tu dieta.

Es un garrón querer comerse un plato de quinua y no haberla dejado en remojo la noche anterior, por lo que organizar el menú semanal puede ser de gran ayuda. Lo mismo sucede con los frutos secos: nueces, almendras, tenés ganas de comer algo de eso y no están remojadas… “¡¡¡me van a perforar el intestino!!!” No, no, tampoco es tan así, no seamos exagerados. Pero lo cierto es que el remojo de doce horas (y posterior tostado en el horno para nueces y almendras, porque sino son una goma de imposible apreciación culinaria) no sólo reducen muchísimo los antinutrientes, sino que además permiten una mejor absorción de los nutrientes propios. Porque son semillas, y el remojo inicia el proceso de germinación, habilitando su poder enzimático.

Entonces, mucho remojo para todos, mucho enjuagado para los que tienen saponina (quinua, amaranto, mijo, garbanzos, porotos), y luego cocción prolongada, sobre todo en el caso de las legumbres.

La avena también va a requerir un remojo, y el pan de harina integral sería muy conveniente realizarlo con el proceso natural de la masa madre y no con levadura comercial. Ya que la fermentación del ácido láctico lo vuelve mucho, muchísimo más digerible y su leudado prolongado se encarga de neutralizar gran parte de los antinutrientes. Acá la receta de Pedro Lambertini y acá mi nota sobre un gran panadero que trabaja con la masa madre.

 

S//

NuevaEcología

Tres hombres que lograron reverdecer el desierto

La desertificación es un elemento que influye cada vez más en la degradación ambiental del planeta. Desempeña un papel importante en la contaminación del agua, el aire y el suelo, la deforestación, las pérdidas de suelo y el cambio climático. A continuación te contamos tres inspiradoras historias; tres hombres que lucharon contra la desertificación de los suelos y lograron frenar al desierto.

Fuente: Muhimu

JADAV PAYENG – INDIA

Desde 1979 Jadav Payeng ha plantado miles de árboles en tierra estéril y erosionada para salvar su isla. Actualmente su bosque es casi dos veces más grande que el Central Park en NYC.

jadav-payeng1 (1)

En uno de los mayores ríos de la India, el Brahmaputra, millones de personas viven en sus riberas. Todos los años, durante el monzón, el río inunda todo. Destruyendo granjas, cosechas, hogares, y arrastrando cientos de kilómetros cuadrados de tierra. Uno de los lugares más afectados es la Isla Majuli. Majuli es una de las islas fluviales más largas en el mundo y la isla más grande de agua dulce en el sur de Asia. En la isla viven más de 150 mil personas. Desde 1917 la isla ha perdido más de la mitad de su superficie debido a la erosión.

Hoy, la mayor amenaza del bosque es el hombre; “el hombre por cuestiones económicas destruye todo hasta que ya no hay nada”, dice Jadav. De todas maneras, afirma: “seguiré plantando hasta mi último aliento”. Confianza y compromiso en el hombre que creó un gigantesco bosque en tierra estéril. Jadav Payeng empezó a plantar en la década del 70 y actualmente su bosque tiene 550 hectáreas. Mediante la reforestación pudo solucionar el problema de las inundaciones y la erosión del suelo. El “hombre bosque de la India” ha creado una verdadera reserva natural que alberga: tigres, rinocerontes, elefantes y varias especies de pájaros. Jadav Payeng tiene además excelentes ideas para preservar la isla y ayudar a su gente. Él comenta en el documental: Forest Man que desarrollar la industria del coco sería muy beneficioso. Los cocoteros se mantienen siempre rectos ayudando a prevenir la erosión. Además de proteger el suelo, se estimularía la protección del entorno natural y la economía local.

En el siguiente documental puedes conocer su historia:

YACOUBA SAEADOGO – BURKINA FASO

El trabajo de Jadav Payeng nos hace acordar al agricultor de Burkina Faso: Yacouba Sawadogo, quien con sus propias manos también lucha contra la desertificación desafiando al desierto del Sahel.

Yacouba-Sawadogo-600x400

Más de 3 millones de hectáreas de tierras burkinesas estériles han sido rehabilitadas, y Yacouba Sawadogo es una de las personas que han contribuido a ello. Desde que en los años 1970, las poblaciones de Burkina Faso huyen del avance del desierto. Pero este nativo del pueblo de Gourga logró repoblar la región.

Su lucha contra desierto comenzó en 1974 mientras sus vecinos abandonaban las aldeas rodeadas de tierras erosionadas. Cuarenta años después ha conseguido recuperar tres millones de hectáreas de terreno desértico y convertirlas en tierras de cultivo.  Yacouba Sawadogo empleó una técnica de de agricultura tradicional denominada «Zaï». El método consiste en cavar hoyos de unos veinte centímetros en los que se deposita estiércol y compost al lado de las semillas. Yacouba Sawadogo afirma que el «Zaï» puede ser la solución definitiva para luchar contra el desierto.

MASANOBU FUKUOKA – JAPÓN

Por último vamos a hablar del método de cultivo natural del bioquímico japonés y padre de la permacultura: Masanobu Fukuoka.

El método de cultivo natural del japonés es muy fácil, ecológico, práctico y económico. Consiste básicamente en mezclar semillas con arcilla. Al hacerlas bolitas y dejarlas secar, la arcilla protege a las semillas. Una vez secas, se arrojan sobre la tierra. Con las lluvias, la arcilla se deshace y las semillas germinan. El sistema de agricultura natural, citando sus propias palabras: “es el cultivo natural basado en una naturaleza libre de la mediación y de la intervención humana”.

Te recomiendo su libro: Revolución de un Rastrojo, como una primera introducción a los fundamentos de su técnica.

El método de siembra básicamente funciona junto a la naturaleza y no en contra. Se hace una profunda observación de los procesos naturales en lugar de trabajar mucho. Fukuoka desarrolló su estudio a partir de la intuición de que gran parte de los trabajos que los seres humanos realizamos para cultivar requieren mucho esfuerzo innecesario, además de ser muy destructivo para el medio ambiente.

Es una excelente técnica para reverdecer desiertos.Se hace hincapié en el no-hacer o intervenir lo mínimo posible, dejando que la naturaleza potencie los resultados en condiciones óptimas de vitalidad. El sistema supone así una visión más amplia de la relación entre procesos agrícolas y fenómenos naturales.

La tierra fértil se está degradando de manera cada vez más acelerada. Según las estimaciones, 24 billones de toneladas de suelo fértil desaparecen cada año y durante los últimos 20 años se ha perdido una superficie equivalente a la superficie agrícola de los Estados Unidos. Aproximadamente, un tercio de las tierras del planeta se encuentra amenazado por la desertificación. Dicho de otro modo, la desertificación afecta hoy a un cuarto de la superficie total del globo.

Estas tres historias nos enseñan que sí podemos revertir esta amenazante situación, y que sí podemos hacer de este mundo un lugar mejor.  Por eso necesitamos más humanos como Payeng, Sawadogo o Fukuoka, porque si una sola persona puede generar este enorme impacto positivo en su entorno, imaginemos lo que todos juntos podemos hacer para cuidar y trasformar nuestro planeta en un lugar más sustentable y justo, ¡manos a la obra!

 

Vía: S//

NuevaEcología

Arquitecta rusa crea muro verde que genera energía

Musgos voltaicos es un sistema de muro verde que también es capaz de producir energía. Creado por la arquitecto rusa Elena Mitronova, el sistema combina los beneficios ambientales que proporcionan los muros verdes con la facilidad de poder producir electricidad limpia aprovechando su fotosíntesis.

muro_verde_energia2 4

La tecnología aplicada a esta creación se conoce como biofotovoltaica (BPV), la cual aprovecha el proceso natural de la fotosíntesis para generar energía. “Cuando el musgo libera compuestos orgánicos en el suelo, alimenta una serie de bacterias simbióticas. Estas bacterias absorben los compuestos que necesitan para sobrevivir, a la vez que liberan subproductos, incluyendo electrones “, explicó el arquitecto en la presentación del proyecto.

El producto es simple. Elena diseño unos ladrillos especiales, que crean un ambiente especial para ayudar a mantener el musgo vivo y en desarrollo. La parte inferior del interior del material es resistente al agua, mientras que el resto está hecho de arcilla porosa, sin recubrimiento. Por lo tanto, la arcilla absorbe el agua, de modo que el sistema recibe el agua de lluvia y con la ayuda de un hidrogel la retiene para su uso durante un largo período.

muro_verde_energia3

muro_verde_energia2

La parte más tecnológica del sistema se debe a un conjunto de 16 módulos. Según su diseñadora una pared con dos metros cuadrados produce lo suficiente para alimentar una lámpara LED. Con cuatros metros cuadrados ya podríamos cargar un smartphone, y con unos ocho metros cuadrados un ordenador portátil.

Musgos voltaicos fue diseñado para ser una fachada autosuficiente. Su diseño permite que el musgo se encuentre en la posición ideal para su desarrollo natural, sin la necesidad de un mantenimiento diario o constante.

Ecocosas

NuevaEcología

Chile: Desde 2017 se prohibirá el uso de leña

El titual de Medio Ambiente, Pablo Badenier, confirmó que a partir de 2017 se prohibirá el uso de leña en la zona urbana de la Región Metropolitana, en el marco de la complicada calidad del aire que afecta a la capital.

“A partir del próximo año, se prohíbe el uso de la leña en el área urbana de la Región Metropolitana, porque lo que pasa en esta región es que no más del 5% de las viviendas se calefaccionan a leña. No obstante, en invierno, representan más de un tercio de las emisiones. Por lo tanto, desde el punto de vista costo-beneficio, calefaccionarnos con leña en la región tiene un costo altísimo, en salud de personas, en muertes y también en enfermedades”, sostuvo el funcionario.

Estas afectan a un grupo gente, pues la prohibición de la leña lleva a que 150 mil familias ya no la puedan utilizar para calefacción, cuyo número significa un 30% a la contaminación de la ciudad en el año, y un 50% en invierno.

Noticias Ambientales