Costa Rica fue testigo de una de las más grandes plantaciones de nuevos árboles, esta vez en Siquirres de Limón. En este sector, cerca de 350 voluntarios sembraron 5 mil árboles de distintas especies nativas, en una reserva privada ubicada en Bajos del Tigre en Santa Marta de Siquirres.

El objetivo de esta siembra, que se realizó en agosto anterior, fue compensar las emisiones de carbono que se iban a generar en la Adventure Travel World Summit (Cumbre mundial de Turismo de Aventura), que se realizó en Alaska.

Para los organizadores, la actividad generaría grandes cantidades de gases contaminantes, entre los generados por los aviones y por el transporte del hotel a la Cumbre.

Por esta razón decidieron sembrar los árboles, que en un futuro capturarán 1.200 toneladas de carbono, equivalentes a lo que se produciría en el evento, según la Universidad EARTH.

 

Noticias Ambientales

Comentarios

comentarios