A metros del parque Alberti, en la ciudad de La Plata, las aspas de un dispositivo eólico coronan una casa de dos plantas, generando curiosidad y sorprendiendo a los transeúntes y automovilistas que pasan por ahí y se encuentran con este artefacto funcionando.

El rotor, montado sobre una viga metálica, está desde hace poco más de dos meses en la calle 27, entre 36 y 37, en la capital provincial.

“Nos cansamos de los problemas con la luz y averiguamos cómo pasar a este sistema” explicó Iria Rosa y agregó: “Tenemos siete baterías grandes, y nos manejamos con independencia de la red. Ahora pagamos menos de cien pesos de Edelap, y estamos pensando en instalar paneles solares”.

“No somos de gastar electricidad de más y hasta ahora esto nos dá buenos resultados. Nunca tuvimos que recurrir a la red común por falta de viento o agotamiento de reservas”, recuerda la vecina.

Además, en los últimos tiempos, La Plata se convirtió en una ciudad más ventosa de lo que solía ser, tendencia que se acentuará con su paulatino crecimiento en altura y los corredores que forman los grandes edificios.

Noticias Ambientales

Comentarios

comentarios