¿Cómo saber si las semillas van a germinar?

Semillas de Chirimoya

Si eres de los que disfruta sembrando semillas es probable que te guste saber de antemano cuántas van a germinar, ¿verdad? Estaría muy bien saberlo a ciencia cierta, pero lamentablemente eso, hoy por hoy, es imposible. Pero… (siempre hay un pero) sí que puedes hacer algunas cosas para tener más o menos una idea de cuántas lo harán.

Y no, no tendrás que comprar nada en los viveros, pues estoy casi segura de que todo lo que vas a necesitar ya lo tienes en el hogar ???? .

 

Test de viabilidad de semillas

Para saber si las semillas son viables, es decir, si tienen posibilidad de germinar, tan sólo tienes que coger un vaso -preferentemente de cristal transparente- y llenarlo con un poco de agua. Una vez hecho esto, echa las semillas dentro. A los pocos minutos o, a veces, a las 24 horas, verás que hay algunas que se hunden y otras que quedarán sobre la superficie.

¿Cuáles son las que te servirán? Las que se hundan. Una semilla que se queda flotando suele ser porque no ha finalizado su desarrollo correctamente, lo que significa que en su interior puede no haber nada, o por el contrario puede haber un embrión que no ha terminado su desarrollo. En cualquiera de estos dos casos, el peso de esta semilla es ligeramente inferior al de una que es viable. Esta diferencia, aunque es realmente inapreciable, es suficiente para que una se quede flotando y la otra se hunda.

¿Qué hacer si ninguna se hunde?

Papel de lija

Hay algunas especies que producen semillas que son duras, coriáceas, por lo que a veces, aunque sean viables, no hay manera de que se hundan. Por eso, si esto te llega a ocurrir, tendrás que recurrir a otras técnicas, que son:

  • Choque térmico: consiste en introducir las semillas un segundo en agua hirviendo y 24 horas en otro vaso con agua a temperatura ambiente. Es el método más recomendado para los árboles tipo Albizia, Acacia, Adansonia, Cercis, y para todos aquellos que tienen las semillas duras y ovaladas.
  • Escarificación: consiste en pasar un papel de lija a las semillas, hasta que cambia de tonalidad. Es muy usado para el Delonix regia por ejemplo, aunque también se puede usar en otras plantas, como el Ginkgo biloba. Después de escarificarlas, ponlas dentro del vaso de agua durante 24h.

Y a continuación… ¡a sembrar! ????

Jardineria On

NuevaEcología

Alemania convierte una mina de carbón en una batería gigante para almacenar el excedente de energía solar y eólica

Alemania convertirá una mina de carbón en una gran central hidroeléctrica. El campo alemán Prosper-Haniel, dejará de ser una mina de carbón. A partir de 2018, Alemania no operará ninguna mina de carbón de antracita. Las minas abandonadas recibirán una nueva función, una que contribuirá al desarrollo de las energías renovables de este país.

De esta forma, una mina de carbón explotada durante 50 años, ubicada en las cuencas mineras de Renania del Norte, se transformará en una central hidroeléctrica de bombeo con una capacidad de 200 MW. Almacenará el exceso de energía solar y eólica, y generará electricidad cuando no haya viento ni sol.

Al producir 200 MW de energía será capaz de abastecer hasta 400.000 hogares, combinando diferentes tecnologías para asegurar que no se den cortes en el servicio. Esto se asegurará al instalar paneles solares y aerogeneradores para aprovechar la luz solar y la fuerza del viento, respectivamente.

La planta contará además con un sistema que hará pasar agua por los pasadizos de la mina para llevarla hacia las turbinas las cuales generarán electricidad.

Cuando esté plenamente operativa, se llenará con 1 millón de metros cúbicos de agua a una presión de 60 bares.

Cuando sea necesario, los operarios pueden lanzar agua desde una altura de 1200 metros para poner en marcha las turbinas. Este complejo minero tiene hasta 26 kilómetros de galerías.

Este tipo de planta hidroeléctrica es ya ampliamente utilizada en todo el mundo, especialmente en las regiones montañosas del norte de Europa y Estados Unidos. En este caso, sin embargo, de los dos tanques se aprovecha la diferencia de altura, uno se crea en la superficie y el otro es subterráneo.

Esta medida permite revitalizar la región que ha necesitado de los combustibles fósiles para generar energía durante decenas de años. Si esta iniciativa tiene éxito, las demás minas de la zona se transformarán igualmente en centrales hidroeléctricas para cumplir con la meta de generar el 30% del consumo de energía a través de energías renovables para el año 2025.

Esta central eléctrica generara un tercio de la demanda de todo el país, pues, la gran mayoría de la energía proviene de centrales térmicas que emplean carbón para generar energía.

En el proyecto participa la Universidad de Duisburg-Essen.

Esta es sin duda, un gran ejemplo de transición hacia un modelo energético sostenible y respetuoso con el medio ambiente que todos los países del mundo deberían imitar.

Ecoinventos

NuevaEcología