Receta de pintura casera con huevo (témperas)

Receta-de-pintura-casera

Esta es una receta de pintura casera, muy fácil de hacer, para uso profesional. Es decir, el resultado es muy bueno y con ella podemos lograr toda una escala de colores.

Esta receta artesanal tiene como base yemas de huevo, y se puede preparar para utilizar y guardar en el refrigerador hasta por tres días.

Se puede utilizar para hacer pinturas para los niños, pero para ellos es recomendable hacer otros tipos de pinturas, como las de colorantes de alimentos. Esta pintura al temple de huevo es para crear y divertirnos los adultos, no solo pintando, sino también fabricando nuestras propias pinturas artesanales.

 

Receta de pintura casera (témperas)

Esta es una receta de pintura casera (pintura al temple de huevo), de Daniel Smith.

Para prepararla necesitamos:

  • 3 yemas de huevo
  • Agua destilada
  • Pigmentos
  • Colador
  • Espátula
  • Frascos para envasar

Quizás lo más importante para preparar esta receta es conseguir los pigmentos, los que se compran en una tienda de insumos para manualidades. Con los pigmentos de cada color, en los tonos apropiados, podemos llegar a fabricar témperas que dan un resultado muy bueno y pasan la prueba de fuego, que es hacer una escala de color como la que he pintado este fin de semana.

Aquí vamos…

Receta de pintura casera de huevo (temple de huevo)

Esta pintura consta de 3 ingredientes.

  1. Los pigmentos, que dan color
  2. el medio (los huevos)
  3. y el agua destilada, para diluir la mezcla.

De los huevos se utiliza solamente la yema, la que debe estar perfectamente colada, sin clara. Para ello, se toma cada yema en una toalla de cocina, con mucho cuidado de no romperla y se seca hasta que no queden restos de blanco. También se puede colar en una gasa, para que la pintura quede perfecta. A continuación, se rompe con un cuchillo y se coloca en un recipiente, con las demás yemas.

El agua destilada se utiliza para diluir las yemas. Algunas yemas pueden ser más diluidas que otras, pero el creador de la receta aconseja siempre diluirla, hasta lograr una consistencia un poco más delgada que la crema de leche.

2 o 3 yemas son suficientes para preparar la receta de pintura casera para un trabajo. Una vez terminada la pintura, se puede guardar en el refrigerador por 1 día o 2.

Receta-de-pintura-casera-1

Preparación de los pigmentos

El método fácil para mezclar el pigmento con el agua destilada es colocar un par de cucharadas en un frasco, agregar agua destilada, cerrar el frasco y batir. Pero hay otro método más tradicional.

El pigmento se muele sobre un vidrio esmerilado, agregando agua destilada, con un movimiento circular lento y continuo, hasta lograr una consistencia cremosa. El tiempo y el agua necesaria, varían en función de cada pigmento.

Cada tanto, recogemos la pintura con una espátula y volvemos a moler. Una vez lograda la consistencia deseada, guardamos en frascos con un poco de agua destilada encima, para que no se seque. Esta mezcla la agregamos luego a la pasta de huevo para preparar la pintura al temple.

Receta-de-pintura-casera-2

Tutorial para preparar los pigmentos

Esta técnica para moler pigmentos se puede utilizar para hacer otras recetas de pinturas. Si tenemos los frascos almacenados con pigmento diluido en agua destilada podemos utilizar el temple de huevo para hacer témperas, una solución de goma arábiga para preparar acuarelas (una receta de pintura casera excelente, las pastillas de acuarela de Eduardo Zamarro), cola animal para pinturas al fresco, caseína para pintura de caseína y harina para una pintura casera para maderas.

Receta-de-pintura-casera-3

Si pasa la prueba de fuego de la escala de color, aprobada. De lo contrario, también puede ser útil. Siempre resulta agradable crear con los materiales que nosotros mismos fabricamos.

Si esta receta te parece muy complicada o no consigues los pigmentos, hay recetas de pinturas caseras muy fáciles que puedes hacer, por ejemplo:

Almidón + talco + colorantes:

1/2 taza almidón, 1/2 taza de agua fría, revolver hasta que esté suave. Agregar 1 litro de agua hirviendo, revolviendo hasta aclarar. Sin dejar de mezclar, agregar 1/2 taza de talco. Cuando se haya enfriado, agregar 1,5 tazas de jabón en escamas y revolver bien. Agregar tintas o colorantes de alimentos y envasar.

U otra receta con 1/2 taza de harina, 6 cucharadas de sal, 1 o 2 cucharadas de aceite vegetal, agua y colorantes de alimentos.

Ahora, con varias opciones, no puedes dejar de probar al menos una de estas recetas y empezar a pintar.

diarioartesanal

NuevaEcología

Artista crea estos espectaculares mandalas con simple sal de cocina

El clásico imperativo hogareño que los padres lanzan a sus hijos, “no juegues con la comida”, tiene un nuevo y contundente detractor. Se trata de Dino Tomic, tatuado y maestro de arte que se encarga de crear espectaculares obras utilizando únicamente sal de cocina, paciencia y talento. Curiosamente este croata radicado en Noruega comenzó a hacer estos trabajos como una actividad fisioterapéutica para relajar su muñeca tras largas sesiones de tinta y aguja que requerían una gran precisión, y por lo tanto tensión, en sus manos.

http://orig04.deviantart.net/1593/f/2016/096/5/f/mandala_salt_large_by_atomiccircus-d9xxajz.jpg

Si bien Tomic ha experimentado con distintos motivos en sus piezas, por ejemplo el retraso de un tigre de Bengala, su especialidad, o al menos su veta creativa más impresionante, es el trazo de hipnóticos mandalas. Estos, creados exclusivamente con sal de cocina sobre el piso, nos recuerdan a esas finas piezas que ritualmente se crean en monasterios budistas con arenas de colores. La asociación es aún más estrecha si consideramos que Tomic, una vez finalizadas sus piezas, simplemente las deshace. Lo mismo ocurre con los majestuosos mandalas tibetanos que, como parte de un ritual que proyecta el desapego del hombre ante sus obras, y en particular frente a todo lo mundano, una vez culminada la labor en la que generalmente participan varias personas durante días, son simplemente barridos.

Por ejemplo, a continuación tenemos el mandala de sal más grande del mundo, el cual tomó 25 horas netas de trabajo, y aquí vemos como es, una vez terminado, borrado por Tomic:

 

https://i.ytimg.com/vi/zAii9cUizec/maxresdefault.jpg

Via: Pijamasurf