¿Cómo y cuándo se siembran los guisantes?

Frutos del guisante

Los guisantes son unas de las verduras más consumidas, y unas de las más fáciles de cultivar. Las semillas tan sólo necesitan humedad para germinar, algo que harán en cuestión de pocos días. Además, tienen un ritmo de crecimiento muy rápido, tanto es así que sus frutos estarán listos para ser recogidos a los dos o tres meses de su siembra.

Así pues, si tienes ganas de cultivar una planta apta para principiantes, empieza con ellos. Sigue leyendo para saber cómo y cuándo se siembran los guisantes.

 

Siembra de guisantes

El mejor momento para sembrar guisantes es en otoño, aunque al ser una hierba de tan rápido crecimiento se puede sembrar sin problemas también en primavera. Para ello, lo que tenemos que hacer es preparar el terreno del huerto, quitándole las piedras y las hierbas silvestres que puedan estar creciendo. De esta manera, las plántulas podrán crecer y desarrollarse correctamente.

A continuación, procederemos a sembrar las semillas en hileras dejando unos 50cm de separación y cubriéndolas con una capa de tierra de unos 3-4cm. En el caso de que hayamos sembrado variedades de enrame, tenemos que ponerle un soporte para que puedan trepar, como cañas, tutores o varillas de hierro.

Planta del guisante

Una vez que estén sembrados, los regaremos bien poniendo en marcha el sistema de riego por goteo. Manteniendo la tierra siempre húmeda (pero no encharcada), conseguiremos que las semillas germinen en un plazo máximo de una semana, que será el momento en el que podremos empezar a abonarlos echándoles alrededor una capa de 2-3cm de grosor de abonos orgánicos, como humus de lombriz o estiércol de caballo por ejemplo.

Así, podrán crecer sanos y fuertes hasta el momento de su recolección, que será unas 12-14 semanas después de su siembra. Como vemos, es muy poco el tiempo que tendremos que esperar para poder degustarlos ???? .

Buena siembra.

Jardineria On

NuevaEcología

Cuándo plantar un limonero

Citrus limon, árbol de limonero

El limonero es un árbol frutal muy querido: produce frutas que, si bien no se pueden consumir directamente, el zumo tiene muchos usos en la cocina. Con él se pueden hacer bebidas, polos de helado, así como también sirve para endulzar los platos. Además, da muy buena sombra, lo cual es siempre muy interesante, especialmente si vives en una zona donde durante el verano las temperaturas suben de los 30ºC.

Teniendo todo esto en cuenta, si andas pensando en tener un frutal que te sea útil para tanto para preparar deliciosos platos como para el jardín, a continuación te vamos a explicar cuándo plantar un limonero.

 

El limonero, cuyo nombre científico es Citrus x limon, es un árbol perennifolio híbrido entre Citrus medica (conocido como cidro o limón francés) y Citrus aurantium (naranjo amargo). Suele alcanzar una altura de cuatro metros, con una copa abierta muy ramificada. Es una planta que no tiene raíces invasivas, por lo que se puede plantar cerca de tuberías sin problemas.

Aún así, para que pueda crecer y desarrollarse bien es muy aconsejable que se plante a una distancia de al menos tres metros de la pared y/o de plantas altas, ya que de lo contrario llegaría un momento en que no tendría suficiente espacio para poder extender bien sus ramas.

Árbol de limonero

La cuestión es, ¿cuándo es el mejor momento para plantarlo en el jardín? Al ser una planta a la que no le gustan mucho las temperaturas bajas, lo ideal es plantarlo a finales de invierno, cuando el riesgo de heladas haya pasado. De esta manera, podrá adaptarse mucho mejor y más rápido, ya que tendrá por delante semanas de calor y buen tiempo.

Así, cuando regrese de nuevo el frío su sistema radicular se habrá fortalecido lo suficiente para poder afrontarlo sin demasiados problemas.

Jardineria On

NuevaEcología

Huertos urbanos caseros

huertas caseras

A pesar de su antigüedad, el mundo vegetal es quizá una de las mayores fuentes de salud, de alimentos y de hábitat en todo nuestro planeta  y es por eso que quizá mucha de las etnias que habitan dentro del mundo vegetal, gozan de grandes beneficios en cuanto a su salud, su fuerza, sus habilidades, físicas entre otros aspectos.

Se trata entonces de una serie de beneficios que podemos obtener a través de todo un grupo de seres vivos dentro de los cuales consideramos a las plantas y a los animales, en este sentido, el mundo vegetal resulta quizás una de las mayores fuentes de vida para la vida para la especie humana.

Vamos a conocer un poco más de que trata los huertos urbanos caseros

poner una huerta en casa

Quizás una de las principales limitantes en cuanto a los beneficios que nos proporciona el mundo vegetal sea el tipo de hábitat y es que a pesar de los beneficios que nos ofrece todo este mundo, existen también situaciones las cuales podemos considerar hostiles para la vida humana que el mundo vegetal  viene siendo habitado por animales  carentes  por excelencia de normas de convivencia, de conceptos sociales, entre otros.

Es por eso que el artículo de hoy hablará sobre los huertos caseros, un método a través del cual las personas pueden traer toda aquella naturaleza a la comodidad de su hogar y es que no es para menos, dado que el hogar resulta quizás  el lugar más cómodo de todos aquellos seres humanos que se encuentran acostumbrados a esta clase de hábitat, como es de esperarse.

La idea de los huertos caseros urbanos consiste en  poder ofrecerle a los habitantes de nuestro hogar la posibilidad de adquirir los elementos que dentro del mundo vegetal se generan desde la comodidad de nuestro hogar, generando algunos beneficios como lo puede ser el ahorro de capital,  el ahorro de tiempo, el ahorro de transporte entre otras.

Dado lo expuesto, el presente artículo expondrá algunos pasos y consideraciones para que el usuario pueda elaborar sus propios huertos caseros urbanos, ofreciéndole todas las herramientas y procedimientos necesarios para la elaboración del mismo. Adicionalmente para algunos tips para que el usuario pueda dar cuidado y protección a estos huertos urbanos dado que al ser estructuras  orgánicas pueden resultar  muertas en un determinado momento

4 elementos para disfrutar de un huerto urbano

disfruta de un huerto urbano

En principio, la persona necesitará de cuatro elementos básicos para poder realizar o construir su huerto urbano estos elementos son los siguientes:

Primeramente la persona necesitará de un recipiente el cuál será el espacio determinado y delimitado dentro del cual la ésta realizará las siembras correspondientes y a su vez los cuidados y monitoreo pertinentes al espacio.

En función del tamaño del recipiente que decidamos escoger para nuestro huerto, tendremos también que seleccionar y en función del tamaño del recipiente que decidamos escoger para nuestro huerto, tendremos también que elegir una cantidad determinada de tierra  en el cual la semilla de la planta desarrollará progresivamente.

La persona necesita cantidades de agua, las cuales eventualmente se rociarán sobre la tierra, sitio en el cual deberá estar situado el último elemento que son las semillas.

Así pues, una vez recolectados todos estos materiales, el usuario debe de realizar los siguientes pasos:

 Primero deberá delimitar un espacio en su hogar, en el cual elaborará el determinado recipiente. Esto puede ser una ventana, una habitación particular, un patio, una sala de estar, un jardín o cualquier espacio en el cual se le pueda garantizar al huerto las temperaturas mínimas para su desarrollo óptimo

Una vez delimitado al espacio, la persona deberá depositar toda la tierra que recolectó de manera exhaustiva, ofreciéndole un espacio para desarrollarse a las respectivas semillas, las cuales sembrará a una vez que toda la tierra haya sido depositada.

Finalmente, la persona deberá regar eventualmente el huerto en los cuales sembró la semilla, esto motivado el desarrollo óptimo de las respectivas plantas que la persona quiera tener.

Jardineria On

NuevaEcología

¿Cómo saber si las semillas van a germinar?

Semillas de Chirimoya

Si eres de los que disfruta sembrando semillas es probable que te guste saber de antemano cuántas van a germinar, ¿verdad? Estaría muy bien saberlo a ciencia cierta, pero lamentablemente eso, hoy por hoy, es imposible. Pero… (siempre hay un pero) sí que puedes hacer algunas cosas para tener más o menos una idea de cuántas lo harán.

Y no, no tendrás que comprar nada en los viveros, pues estoy casi segura de que todo lo que vas a necesitar ya lo tienes en el hogar ???? .

 

Test de viabilidad de semillas

Para saber si las semillas son viables, es decir, si tienen posibilidad de germinar, tan sólo tienes que coger un vaso -preferentemente de cristal transparente- y llenarlo con un poco de agua. Una vez hecho esto, echa las semillas dentro. A los pocos minutos o, a veces, a las 24 horas, verás que hay algunas que se hunden y otras que quedarán sobre la superficie.

¿Cuáles son las que te servirán? Las que se hundan. Una semilla que se queda flotando suele ser porque no ha finalizado su desarrollo correctamente, lo que significa que en su interior puede no haber nada, o por el contrario puede haber un embrión que no ha terminado su desarrollo. En cualquiera de estos dos casos, el peso de esta semilla es ligeramente inferior al de una que es viable. Esta diferencia, aunque es realmente inapreciable, es suficiente para que una se quede flotando y la otra se hunda.

¿Qué hacer si ninguna se hunde?

Papel de lija

Hay algunas especies que producen semillas que son duras, coriáceas, por lo que a veces, aunque sean viables, no hay manera de que se hundan. Por eso, si esto te llega a ocurrir, tendrás que recurrir a otras técnicas, que son:

  • Choque térmico: consiste en introducir las semillas un segundo en agua hirviendo y 24 horas en otro vaso con agua a temperatura ambiente. Es el método más recomendado para los árboles tipo Albizia, Acacia, Adansonia, Cercis, y para todos aquellos que tienen las semillas duras y ovaladas.
  • Escarificación: consiste en pasar un papel de lija a las semillas, hasta que cambia de tonalidad. Es muy usado para el Delonix regia por ejemplo, aunque también se puede usar en otras plantas, como el Ginkgo biloba. Después de escarificarlas, ponlas dentro del vaso de agua durante 24h.

Y a continuación… ¡a sembrar! ????

Jardineria On

NuevaEcología

Conoce a la nuez de Brasil, uno de los árboles tropicales más altos

Ejemplar adulto de Nuez de Brasil

¿Cómo de alto es la Nuez de Brasil? Lo es tanto, que no sólo tienes que alzar la mirada, sino también dar algunos pasos hacia atrás para poder contemplarlo en todo su esplendor. Llega a medir 50 metros, lo cual es mucho para un árbol.

Pero en el lugar donde se encuentra, cerca de los ríos Amazonas, Negro y Orinoco, encuentra todo lo que necesita: comida en abundancia y humedad, de modo que su esperanza de vida es igualmente impresionante: más de 1200 años.

 

Características de la Nuez de Brasil

Hojas de la Nuez de Brasil o Bertholletia excelsa

Nuestro protagonista, conocido por los nombres comunes de Nuez amazónica, Nuez boliviana, Castaña de monte, Castaña de Pará o Coquito brasileño, es un árbol caducifolio que llega a medir entre los 30 y los 50m de altura. Su tronco es recto y grueso, de hasta 2m de diámetro. Las hojas son lanceoladas, simples, de 20 a 35cm de largo por 10-15cm de ancho.

Las flores son pequeñas, de color verdoso-blancuzco, y tienen seis pétalos amarillo-crema. Una vez son polinizadas, comienza a madurar el fruto, la nuez, que necesita 14 meses en madurar y que terminará midiendo de 10 a 15cm de diámetro y pesando entre 1 y 2kg. Estará protegida por una cáscara leñosa de 8 a 12mm de grosor, pero eso no desalentará ni a los monos capuchinos ni a los agutíes, quienes podrán abrirla y comérsela sin demasiados problemas.

¿Cómo se cuida?

Nuez de Brasil

Si te gustaría tener un precioso árbol de Nuez de Brasil en tu jardín, toma nota:

  • Ubicación: exterior, en semisombra.
  • Suelo: ha de ser fértil, rico en materia orgánica, y con buen drenaje.
  • Riego: frecuente, evitando que la tierra se seque.
  • Abonado: es muy recomendable abonar con abonos orgánicos, echándole una capa de 2-3cm de grosor alrededor del tronco.
  • Poda: no es necesaria.
  • Multiplicación: por semillas en primavera.
  • Rusticidad: es muy sensible al frío. Se ha de proteger si la temperatura baja de los 10ºC.

¿Habías oído hablar de este árbol?

Jardineria On

NuevaEcología

La jardinería ecológica es buena para la biodiversidad

jardin y huerta ecologica
Vamos a reflexionar por un momento sobre lo que es la jardinería ecológica, el crecimiento orgánico y dónde encaja esto en el gran esquema de las cosas, ya que un nuevo movimiento en la jardinería orgánica ha estado ocurriendo desde la década de 1920 y en realidad, se trata de recordar cómo lo hacían nuestros antepasados, en esa época donde todo lo que se comía estaba libre de químicos, fertilizantes, pesticidas y conservantes.

Pero al día de hoy, ¿cómo podemos solucionar la degradación del suelo a través de un jardín o un huerto ecológico?  No se puede pensar en los jardines privados como refugios de vida silvestre, pero una creciente  evidencia científica sugiere que estos hábitats pueden albergar una gran variedad de especies y actuar como escalones a través de paisajes que están dominados por las estructuras humanas.

Para aumentar la eficacia de los jardines como refugios para la vida silvestre, muchos investigadores han promocionado una técnica de gestión conocida también como la “jardinería ecológica” y “la jardinería naturalista”.

¿Qué es la jardinería ecológica?

Este método implica evitar los pesticidas y los químicos, el uso de abonos orgánicos en lugar de fertilizantes industriales, proporcionando estructuras de hábitats, tales como estanques o pilas de madera, que proporcionan alimentos, agua y lugares donde los animales puedan refugiarse.

Se ha investigado recientemente que los jardineros o las personas con jardín intentan evitar las técnicas de manejo ecológico porque no les gusta el aspecto resultante o incluso porque están preocupados de que sus vecinos puedan fruncir el ceño al ver un césped desordenado, siendo este el principal problema al que nos enfrentamos a la hora de tener un jardín o huerto ecológico, ya que no queda tan vistoso o tan bonito que si lo arreglásemos de forma normal.

Los investigadores realizaron su estudio en un conjunto de 36 jardines focales distribuidos en el cantón de Zúrich, donde realizaron a los propietarios de los jardines preguntas como la frecuencia de corte y el deshierbe, el uso de fertilizantes y pesticidas artificiales y la presencia / ausencia de “características” beneficiosas, tales como estanques, estructuras de anidación, pilas de madera, etc.

También se les pregunto cómo se consideraban de ecológicos y si les preocupaba lo que los demás pensasen del aspecto de su jardín o huerta.

jardines ecologicos

La gente no sabe cómo crear un jardín ecológico

El resultado fue bastante curioso, porque tan solo 9 de los 36 propietarios se preocupaban en no usar químicos y en proteger el medio ambiente, pero se sacó algo bueno de estos resultados, ya que muchas personas sintieron que la jardinería ecológica era realmente más fácil y llevaba menos tiempo que la jardinería convencional, a pesar de que les hubiera gustado tener más información sobre esta práctica.

Estas personas también indicaron que no les importaría la presencia de un jardín “salvaje” en su vecindario, siendo estos resultados alentadores, dado que los científicos encontraron significativamente más especies de vida silvestre en jardines que puntuaron más alto en el índice de gestión ecológica y en la presencia de características beneficiosas.

Las personas que vieron fotografías de jardines ecológicos tuvieron una respuesta bastante positiva sobre su estética, ya que existe una relación positiva significativa entre el grado de gestión ecológica y apreciación en la estética general y los jardines que recibieron las puntuaciones más altas fueron descritos como jardines  “ricos en especies y colorido natural”.

Mantenimiento de un jardín ecológico

Insectos beneficiosos amigables para tu jardín

Aunque hay un montón de insectos, como los pulgones, que pueden ser perjudiciales para las plantas, también hay insectos muy beneficiosos que pueden ayudar a reducir la población de insectos dañinos, como las mariquitas y los escarabajos de tierra, ya que estos se alimentan de áfidos tales como la mosca negra.

Por lo tanto, si tienes una plaga de áfidos en tu jardín o huerta, considera plantar girasoles y caléndulas para atraer a estos insectos beneficiosos para nuestro jardín.

Pájaros para acabar con orugas y otras plagas

En cuanto a los caracoles, babosas, orugas, gusanos y otras plagas que pueden destruir tu jardín, los pájaros pueden servir como protectores excepcionales y naturales. Así que puedes instalar comederos de aves y nidos para animar a las aves a quedarse en tu jardín, de esta manera también estaremos eliminando la necesidad de insecticidas sintéticos, fungicidas y herbicidas que son tóxicos para el medio ambiente.

Jardineria On

NuevaEcología